Blogia
ConSurVision

ADALBERO ALVAREZ Y SU SON EN CONSOLACIÓN

ADALBERO ALVAREZ Y SU SON EN CONSOLACIÓN

En días pasados se presentó en el área de festejos de Consolación del Sur la afamaba orquesta Adalberto Álvarez y su Son, la cual deleitó con varios de sus temas más conocidos, logrando mover la plaza en la que se agruparon varios miles de espectadores.

Con esta agrupación que debutó el 25 de febrero de  1984 en Santiago de las vegas Adalberto Álvarez se propuso ampliar las posibilidades sonoras asumiendo un formato que incluye tambores, tres, pailas, trompetas, piano, contrabajo, Bongó y tumbadoras.

La orquesta viaja por el mundo poniendo en alto nombre de la cultura cubana y dejando sellos musicales como “a bailar el toca toca”, “y que tu quieres que te den”, “Mi negra se ha vuelto Loca” y “Esperando a que vuelva María”. Ha ganado elogios y reconocimientos. De ella expresó el pianista Frank Fernández: «Contiene y expresa de forma clara y sencilla los mejores elementos de la sensualidad del bailador cubano en perfecta armonía con el lirismo de la trova madre».

El concierto que se extendió hasta bien avanzada la madrugada asimiló la presencia en escena del cantante local Anselmo Mustelié, quien sin previo ensayo y tras la invitación de los músicos de la agrupación interpreto una de sus canciones logrando perfecta armonía.

Durante más de 35 años Adalberto Álvarez ha dedicado su esfuerzo a la promoción y difusión del Son, él más popular e influyente de los ritmos de  Cuba. En su estilo particular, incorpora lo mejor de los elementos tradicionales y las abundantes influencias modernistas en una mezcla altamente volátil que excita a quien la escucha, envuelve irresistiblemente a quien la baila y resulta igualmente atractiva a todas las generaciones. La música de Adalberto mantiene pura la esencia musical cubana y expone magistralmente ese codiciado pero elusivo balance interactivo entre músico y bailador, su música ha desandado el Cine, el Teatro y la Televisión.

La orquesta Adalberto Álvarez y su Son es una institución a la vanguardia del panorama musical cubano contemporáneo y su música, aunque basada en lo tradicional, sigue un continuo proceso evolutivo. El maestro expresó en alguna oportunidad que su mayor deseo musical era ocupar un pedacito en el alma de los bailadores. De ser así, habría cumplido un sueño.

En Consolación del Sur su sueño se hizo realidad, pues los bailadores se multiplicaron y en sus corazones quedó este espectáculo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres